Ojo lloroso

El ojo lloroso es un exceso de lagrimeo que se produce principalmente cuando el conducto que drena las lágrimas hacia la nariz no funciona correctamente.

 

Esta obstrucción lagrimal provoca que las lágrimas se acumulen en la superficie del ojo y se desborden, cayendo hacia la mejilla. Esto provoca borrosidad en la visión por el acúmulo acuoso, dermatitis por la caída de la lágrima por la piel e incluso infecciones.

 

Además del exceso de lagrimeo, existen otros síntomas como el exceso de mucosidad, irritación ocular e hinchazón en el ángulo interno del ojo.

 

A veces, las lágrimas acumuladas en el conducto pueden infectarse, lo que provoca dolor e inflamación en el canto interno de los párpados: docriocistitis aguda.

Causas del ojo lloroso

 

DRENAJE DEFECTUOSO

 

  • Malposición

  • Obstrucción

 

HIPERSECRECCIÓN

 

  • Inflamación ocular

  • Enfermedad de la superficie

  • Frío

 

FALLO DE LA BOMBA LAGRIMAL

 

DISRUPCION DEL MENISCO LAGRIMAL

 

  • Conjuntiva redundante