Bombeo lagrimal

El lagrimeo es una de los más frecuentes y molestos síntomas que aquejan a muchos pacientes. Cuando el lagrimeo es copioso y rebasa la capacidad del sistema de drenaje se produce epifora.

 

El parpadeo normal hace que las lágrimas ingresen al sistema de drenaje lagrimal y sean evacuadas. Con frecuencia la laxitud de párpados hace que la oclusión de párpados sea incompleta y que el sistema de drenaje no funcione adecuadamente.

Sistema de bombeo lagrimal: El parpadeo hace que la lagrima que humedece la superficie del ojo sea exprimida a través del los canalículos lagrimales, ubicados en cada párpado, hacia  el saco lagrimal y de ahí por el conducto nasolagrimal hacia la nariz.

Las lágrimas drenan por el sistema de desagüe natural hacia la parte alta de la nariz a través del conducto nasolagrimal. Las obstrucciones del sistema de drenaje lagrimal son causa de lagrimeo o epífora.

 

El uso sistemático de lágrimas artificiales, la cirugía de los párpados y la cirugía del sistema de drenaje lagrimal son las alternativas para el tratamiento del problema de lagrimeo.

 

La afección de las vías lagrimales, comprende desde la producción de las lágrimas y del sistema de lubricación del ojo hasta su mecanismo de drenaje.

El lagrimeo es un problema frecuente especialmente en la población mayor. El ojo seco por otro lado es causa frecuente de irritación, dolor, visión borrosa y paradójicamente de lagrimeo excesivo. El conocimiento detallado de la anatomía del sistema de drenaje lagrimal es la clave para un tratamiento apropiado y exitoso.

 

La película lagrimal es producida por la glándula lagrimal, pero también por células en la superficie del ojo y la cara interna de los párpados. Las lágrimas cubren la superficie ocular y drenan hacia el canto interno (ángulo interno del ojo), luego son recogidas por los puntos lagrimales, uno superior en el párpado superior, y otro inferior en el párpado inferior. Desde los puntos lagrimales las lágrimas son conducidas hasta el saco lagrimal por los canalículos lagrimales. Una vez en el saco lagrimal drenan hasta la nariz a través del conducto nasolagrimal.

La película lagrimal es una fina capa lubricante que nutre y protege la superficie del ojo. Es una capa fluida que se compone de tres capas. Una acuosa producida por la glándula lagrimal, una oleosa, producida por las glándulas de meibomio del párpado y una mucinosa producida por las células caliciformes de la superficie del ojo.

Las tres principales causas de lagrimeo son: la obstrucción del drenaje lagrimal, el ojo seco y la insuficiencia de la oclusión de los párpados.

Centro Médico Multiconsulta, Avda. de Madrid, 155, 50010 Zaragoza

976 32 10 80

C/ Cabestany, 3 - 1.º C, 22005 Huesca

974 22 31 47

    El contenido de este sitio es sólo para información, y no pretende sustituir el consejo de su propio médico u otro profesional de la medicina